Pages

Thursday, May 18, 2017

Reforma agraria en Cuba… ¿Cuándo?

Reforma agraria en Cuba… ¿Cuándo?
El latifundio de Estado implantado por el castrismo desde 1959 ha sido
funesto no sólo para el campo cubano, sino para la nación cubana toda
Miércoles, mayo 17, 2017 | Alberto Méndez Castelló

LAS TUNAS, Cuba.- En Cuba, la llamada Primera Ley de Reforma Agraria
estará cumpliendo 58 años este 17 de mayo en el contexto del Estado
darse "el extraño lujo de permitir que más de la mitad de las tierras
que administra permanezcan improductivas, como si prefiriera el marabú
socialista a manos particulares sembrándolas para hacer algún dinero", a
decir de un doctor en Ciencias Filológicas.

Decimos "primera", porque esa ley agraria promulgada por el castrismo en
1959, en su artículo 1 expresaba: "Se proscribe el latifundio. El máximo
de extensión de tierra que podrá poseer una persona natural o jurídica
será treinta caballerías (unas 400 hectáreas). Las tierras que excedan
de ese límite serán expropiadas y distribuidas entre campesinos y
obreros agrícolas sin tierras".

Pero cuatro años después, en octubre de 1963, ya el castrismo estaba
promulgando una "segunda" ley de reforma agraria donde expresaba:
"Existen fincas mayores de cinco caballerías (unas 67 hectáreas) que
propietarios o poseedores burgueses retienen en sus manos en detrimento
de los intereses del pueblo trabajador, obstruyendo la producción de
alimentos, especulando con los productos o utilizando con fines
antisociales y contrarrevolucionarios los elevados ingresos que obtienen
con la explotación del trabajo", especificando esa ley:

"La existencia de esa burguesía rural es incompatible con los intereses
y fines de la Revolución Socialista", y por tal enunciado el artículo 1
de la Segunda Ley de Reforma Agraria ordenaba:

"Se dispone la nacionalización y por consiguiente la adjudicación al
Estado Cubano de todas las fincas rústicas con una extensión superior a
cinco caballerías (67 hectáreas y diez áreas) de tierra".

El lector alerta exclamará: "¡Cómo… en la primera ley dijeron que las
tierras eran para los campesinos y ya en la segunda ley dicen que las
tierras pasan a manos del Estado…!

La suspicacia de ese lector vivaz es válida. Pero así y todo ese ojo
avizor, la magnitud del hecho histórico supera cualquier recelo.

"¡Oiga…! ¿De qué reforma agraria usted está hablando? ¡Usted lo que no
sabe ni donde está parado!", dijo un agricultor de San Manuel, localidad
rural perteneciente al municipio de Puerto Padre a un funcionario del
gobierno que había ido a dar una charla por aquellas "tierras que los
campesinos tenían gracias a la revolución", pero que en realidad, eran
tierras adquiridas por ellos mismos o por sus padres o sus abuelos mucho
antes del castrismo instalarse en Cuba en 1959.

Cierto. La ley agraria de 17 de mayo de 1959 concedió título de
propiedad a los campesinos que cultivaban tierras ajenas bajo
condiciones de usufructo, aparcería u otros contratos, además de
pequeñas parcelas para cultivos de subsistencia a los obreros agrícolas,
fuera de esas categorías, ni una pulgada de suelo cubano pasó del
latifundio particular o empresarial a manos de agricultores independientes.

Dicho de otro modo: por las leyes castristas la tierra cubana pasó del
latifundio privado al latifundio de Estado.

Así, en lugar de multiplicar la propiedad privada rural, ese inmovilismo
hizo de Cuba una gigantesca granja estatal. La respuesta al por qué de
ese estatismo en el campo cubano la dio el difunto Fidel Castro allá por
1977, refiriéndose a las "cooperativas" cañeras organizadas en 1960.

"…al organizar aquellas cooperativas en las empresas cañeras
(expropiadas) dábamos un paso adelante en relación a lo que habría
significado la parcelación de aquellas tierras… desde el punto de vista
social habría sido un retroceso, porque aquellos obreros (braceros
cañeros) los habríamos transfigurados de obreros, de proletarios, en
campesinos…", dijo el finado Fidel Castro nada menos que en el V
Congreso de la ANAP (Asociación Nacional de Agricultores Pequeños)
situando al campesinado en contraposición con el proletariado, dándole
al campesino connotación de burgués-patrón-amo, o cuando menos, la
sospechosa condición de propietario.

Cualquier monopolio resulta pernicioso en tanto ataca el derecho ajeno.
No podemos decir que antes de 1959 en el campo cubano existía justicia
social, si la hubiera existido, jamás la dictadura de Fulgencio Batista
hubiera dado paso a la dictadura de Fidel Castro, pero hoy no podemos
decir que antes de 1959, el latifundio en Cuba, cual monopolio
agroindustrial, fuera sinónimo de improductividad agropecuaria. Las
cifras de producción azucarera, arroz y ganado vacuno, por sólo citar
esos renglones, están ahí, a la vista de quienes quieran consultarlas, y
fuentes de consulta abundan.

Pero sí podemos afirmar que el latifundio de Estado implantado por el
castrismo desde 1959 y hasta el día de hoy ha sido funesto no sólo para
el campo cubano, sino para la nación cubana toda.

Sí, mientras existió la URSS y sus países satélites, la agroindustria
castrista produjo cifras record de azúcar, arroz, carne y leche con…
tractores y petróleo regalados y toneladas de pienso como si hubiese
sido polvo de oro traído por el viento. Fallecido el Rey Midas Rojo, el
castrismo dejó de producir.

Y no es que el castrismo prefiera "el marabú socialista" como dice el
filólogo. Es que, entre manos particulares sembrando la tierra cubana,
no "para hacer algún dinero" sino para hacer dinero, como sistema
sociopolítico, el castrismo no tiene cabida no por socialista, sino por
ser el régimen totalitario que es.

Reforma agraria en Cuba… ¿Cuándo? Pues cuando concluya el latifundio de
estado castrista y en Cuba tenga cabida el artículo 90 de la
Constitución de 1940 que expresa:

"Se proscribe el latifundio y a los efectos de su desaparición la Ley
señalará el máximo de extensión de la propiedad que cada persona o
entidad pueda poseer para cada tipo de explotación a la que la tierra se
dedique y tomando en cuenta las respectivas particularidades.

"La Ley limitará restrictivamente la adquisición y posesión de la tierra
por personas y compañías extranjeras y adoptará medidas que tiendan a
revertir la tierra al cubano."

A buen entendedor pocas palabras: según los castristas con la reforma
agraria le quitaron a los yanquis la tierra que los estadounidenses
habían monopolizado en Cuba. Bien, ahora lo único que tienen que hacer
los castristas es "revertir la tierra al cubano", no importa donde ese
cubano se encuentre hoy, y ya pueden despreocuparse del "bloqueo" y de
pedir créditos a los vendedores de pollos yanquis.

Source: Reforma agraria en Cuba… ¿Cuándo? CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/reforma-agraria-en-cuba-cuando/
Post a Comment